Segundo Reto (Terror)

Cada semana os vamos a proponer un desafío: escribir un relato de 300 palabras a partir de una tirada de Story Cubes. ¿Te atreves a intentarlo?
Responder
admin
Site Admin
Mensajes: 8
Registrado: Jue Feb 09, 2017 8:23 pm

Segundo Reto (Terror)

Mensaje por admin » Mié Mar 01, 2017 1:02 pm

Antes que nada, sentimos que la semana pasada se nos fuera subir la tirada. Demasiadas cosas que hacer (en la Commonwealth xD). Aquí la nueva tirada. Esta vez os proponemos algo distinto: terror. Hay tres símbolos (los tres inferiores) que representan elementos clásicos de las historias de terror. A ver cómo lográis incorporarlos a vuestra historia. Recordad, 300 palabras :D

Imagen

Avatar de Usuario
Juan Aranda
Mensajes: 3
Registrado: Jue Feb 16, 2017 7:23 pm

Re: Segundo Reto (Terror)

Mensaje por Juan Aranda » Lun Mar 06, 2017 8:25 pm

Las nubes habían llegado por sorpresa y habían dejado un cielo extraño. Lo habían cubierto todo, hasta donde alcanzaba la vista. Lo más peculiar era el color, una gran mancha amarillenta que filtraba la luz y le daba al ambiente un tono cetrino.

La celebración ya había comenzado. Miró su reloj y se alarmó, se estaba quedando sin tiempo. Una pareja con máscaras venecianas, que no reconoció, lo saludó con la mano al pasar. La calle estaba repleta de personas que interpretaban los pequeños papeles para los que habían preparado sus disfraces: hombres con vestidos de mujer, falsos bomberos y piratas sanguinarias. Era el contexto perfecto para que alguien como él fuese de cacería sin levantar sospechas.

El mapa lo llevó hasta un parque cerca de los límites de la ciudad. Según le indicaba el dibujo debía encontrar el Árbol Centella, que reconoció porque tenía dibujado en su tronco un símbolo con forma de rayo. Desde ahí dio cincuenta pasos hacia el oeste hasta encontrar una alcantarilla que daba acceso a unas antiguas catacumbas. Cuando llegó encontró algo más que eso, al otro lado se podían ver dos pequeños ojos apagados y vacíos. Era uno de ellos, un muerto viviente que lo observaba mientras se acercaba. Movía sus mandíbulas intentando masticar su olor. Sacó su cuchillo y aprovechó que estaba atrapado tras los barrotes para atravesarle el cráneo.

Dentro de las catacumbas estaba oscuro, sacó su linterna y la encendió. El lugar parecía vacío. La regla era que nunca había un sólo muerto. Aquello era muy extraño. Escuchó un sonido viscoso, algo se arrastraba al fondo del pasillo. Apuntó la luz hacia la fuente del sonido y vio como unos horribles tentáculos sujetaban una puerta metálica mientras arrastraba a otro de los zombis. La cacería comenzaba ahora.

---

Esto está muy tranquilo, no me esperaba ser el primero. Más que terror es de aventuras, creo que no estoy preparado para infundir terror ;)

Avatar de Usuario
Juan-Luis
Mensajes: 30
Registrado: Lun Feb 13, 2017 3:57 pm

Re: Segundo Reto (Terror)

Mensaje por Juan-Luis » Mar Mar 07, 2017 10:24 pm

Era una noche cerrada. Necesitaron linternas para iluminar el camino. Se dirigieron hacia el lugar de encuentro desde diferentes puntos. No podían seguir fingiendo: la hora había llegado. Estaban llegando al árbol sagrado. Seis de ellos eran maestros en alguna disciplina mágica. Cuando algunos perdieron su forma humana, aparecieron una enana, un phoka, un djinn, una goblin, una yoingu, y un abere hermafrodita. El séptimo era un humano, aprendiz de herrero, forjador de armas que dominaba la técnica del fuego verde. Todos conformaban la logia de la mano azul. Necesitaban conjurar todas sus armas y poderes para poder trasladarse hasta la prisión donde se resguardaba Hefesta, la ignota devoradora de almas, y acabar con ella.
Un rayo cayó en el círculo mágico, prendiendo un fuego helado de color violáceo. Fue la señal que marcó el inicio de la celebración del ritual. Chaac, el chamán maya, inició la letanía. Muspel le siguió, tocando los tambores nórdicos. Cuando todos participaron, el suelo empezó a temblar; se tragó las llamas y surgió un pasadizo transtemporal. Se introdujeron en él y caminaron en busca de su destino. Al salir, aparecieron frente a las puertas de la cárcel.
Fueron descubiertos y Hefesta mandó a sus huestes contra ellos pero su unión les ayudó a superar todos los ataques de la terrorífica mesnada. En ese momento, enfurecida, Hefesta salió de su guarida, se abalanzó sobre ellos con sus tentáculos y empezó a aniquilarlos. Primero la enana, luego el phoka, a pesar de sus poderes; más tarde la goblin. Cuando vio que el humano y el abere se volatilizaban, la yoingu salió huyendo. Recuperó la forma humana para llegar a su casa. A duras penas logró dormirse, pero algo la despertó.
Llamaron al cristal de la ventana; pero en su casa no había ventanas. Se incorporó y vió como un tentáculo surgía del espejo.
Puedes leer algunos de los relatos que he compartido en https://medium.com/@whatifor/

Avatar de Usuario
RikkuYuki
Mensajes: 2
Registrado: Lun Feb 13, 2017 6:17 pm

Re: Segundo Reto (Terror)

Mensaje por RikkuYuki » Mié Mar 08, 2017 1:01 am

La cábala ya se había reunido anteriormente para realizar aquel ritual. Trece hombres enmascarados: algunas tenían el rostro alegre y otras tristes. Vestían túnicas y guantes. Miraban expectantes a la joven que tenían atada contra un árbol. Ella solo podía gritar y llorar presa del pánico, apenas vestida con telas rosadas que le daba un aspecto cándido y aniñado.
Los trece comenzaron a entonar un cántico. Ella no podía entender el idioma y sus voces sonaban realmente extrañas en sus oídos.
El cielo estaba despejado pero un rayo iluminó la oscuridad, por un momento pudo contemplar todo el bosque y le pareció ver como unas pequeñas manos salían del suelo, aquello solo pudo atemorizarla más.
Uno sacó un reloj de bolsillo— es la hora —sentenció. Se acercó hasta ella iluminándola con una linterna. De debajo de la túnica sacó una daga y le hizo un profundo corte en el cuello. Ella profirió un grito de dolor, la herida no fue mortal. Los guantes blancos del hombre se tiñeron de color escarlata. La chica, miraba suplicante a todos, rogándoles ayuda, pero no se movían, la observaban con gesto indiferente.
Frente a la muchacha se formó una masa de humo. Lentamente a más sangre salía de su herida más denso se hacía y dejó ver entre las volutas de humo, una puerta que no parecía física. Se escuchó el crujir de sus bisagras, como si alguien la abriera del otro lado. Unos tentáculos salieron de su interior y las manitas treparon por su cuerpo arrancándola de sus ataduras sin ningún pudor y sin importarles si la dañaban. Ella ahogó un grito y los tentáculos se la tragaron por el marco de la puerta.
Los hombres caminaron hacia el pueblo. Desde el alcantarillado unos ojos se posaron en ellos— Hasta el próximo año.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados